POR LA CAÍDA DE USUARIOS, NETFLIX RESTRINGIRÁ AÚN MÁS LA POSIBILIDAD DE COMPARTIR CUENTAS

Netflix anunció el martes que los usuarios en un centenar de países deberán ahora pagar más para compartir sus contraseñas de la plataforma con personas ajenas a su hogar, como parte de su estrategia para diversificar sus ingresos.

La empresa describió su último intento por atraer más suscriptores a su servicio de transmisión de video a medida que su crecimiento se desacelera.

Para combatir el intercambio de contraseñas, Netflix dijo que limitará la audiencia de su programación a las personas que viven en el mismo hogar. Quienes se suscriban a los planes estándar o premium de Netflix podrán permitir que otra persona que viva fuera de su hogar use su contraseña por diferentes adicionales por mes de acuerdo al país -en EEUU, USD 8; en Argentina $669; $8.900 en Colombia; $69 en México, R$ 12,90 en Brasil-.

Sin proporcionar detalles sobre cómo autentica las identidades o las cuentas de los suscriptores, Netflix aseguró que todas las personas que viven en el mismo hogar aún podrán ver series de televisión y películas “donde sea que estén: en casa, mientras viajan, de vacaciones”.

La medida largamente anticipada, telegrafiada por Netflix hace un año, busca poner fin a una práctica que la compañía permitió que pasara sin control durante años mientras su servicio de transmisión atraía a los suscriptores en masa. En ese momento, la gerencia tenía pocos incentivos para arriesgarse a irritar a los clientes al restringir el uso compartido de contraseñas.

Mientras Netflix miraba al otro lado, aproximadamente 100 millones de personas en todo el mundo obtenían contraseñas de familiares y amigos para descargar series de televisión de Netflix como The Crown y películas como All Quiet On The Western Front. Esas contraseñas se canalizaron a través de los 232,5 millones de suscriptores de pago de Netflix en todo el mundo, que generaron la mayor parte de los 32.000 millones de dólares en ingresos de la empresa el año pasado.

Pero después de un año de crecimiento mediocre de suscriptores que incluyó sus mayores pérdidas de clientes en más de una década, Netflix desplegó esta estrategia. En febrero, comenzó a bloquear a los espectadores que conseguían contraseñas de terceros en Canadá, Nueva Zelanda, Portugal y España, siguiendo medidas similares en América Latina

Vía: Información de Infobae

Comparte en:

This will close in 6 seconds

Hola ¿Quieres recibir las noticias a diario?